lunes, 12 de febrero de 2018

¿Te consideras pecadora?

Existe una palabra que nos resulta desagradable, ella nos habla de algo dicho, hecho o pensado en desacuerdo con la voluntad de Dios, es la palabra “pecado”. Muchas personas piensan que no son pecadoras porque nunca han robado, matado o realizado cualquier acción que pueda considerarse horrenda.
Tal vez tú, amiga, llevas una vida normal, una vida laboriosa, cumpliendo con tus semejantes e intentando ser una buena persona, pero ¿sabes algo? La Biblia nos dice que todos pecamos y por lo tanto estamos alejados de la gloria de Dios.
En otro pasaje podemos leer que si decimos que no tenemos pecado, mentimos y hacemos a Dios mentiroso.
A pesar de ello, el maravilloso amor de Dios nos dio a su Hijo Jesucristo, quien murió para salvar a la humanidad del castigo merecido. Él cargó sobre sí aquellos terribles pecados como el homicidio, el adulterio, el robo; pero también aquellos que tal vez no se ven a simple vista y que sólo nosotros conocemos porque están dentro de nuestro corazón como malos pensamientos, orgullo, ambición y tantos otros.
Todo pecado, ya sea que consideremos grave, como aquel que nos pueda parecer insignificante, necesita ser confesado ante Dios. Él promete su perdón y la limpieza a través de la muerte de Cristo en la cruz del Calvario.
Amiga querida, acepta esa obra de redención y el Señor cambiará tu vida, te salvará de la condenación eterna y podrás vivir así, con la esperanza de estar en la misma gloria.
Dios dice en su Palabra: Si se humillare mi pueblo…y oraren y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces Yo oiré desde los cielos y perdonaré sus pecados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario