lunes, 2 de octubre de 2017

Bacterias resistentes

En un diario de San Francisco, EEUU, apareció una noticia importante e inquietante a la vez y decía: Muchas bacterias que provocan enfermedades como neumonía y otitis en los niños, se desarrollan con vertiginosa rapidez en variedades tan resistentes que ya no se las puede combatir con los medicamentos existentes.
Con este panorama un sombrío porvenir es inminente, le llamaríamos “período post-antibiótico” donde habrá que existir amenazados por muchas enfermedades sin remedios para combatirlas.
Pero todavía peor que esto es que muchas personas están atacadas por el grave mal del pecado y poco a poco se hacen resistentes al remedio que Dios les ofrece gratuitamente que es el evangelio de su gracia.
Se ha desarrollado una bacteria llamada “incredulidad” que nos inquieta porque estamos ante una sombría perspectiva para toda la humanidad.
Dios, quien es muy paciente, no quiere que ninguno perezca y aún invita a todas sus criaturas a reconciliarse con Él por medio del único remedio efectivo que borra nuestros pecados: la sangre de su Hijo Jesús.
Es un bálsamo para nuestro espíritu recordar un párrafo de la Biblia que dice: Porque de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.
Querida amiga, ¿quieres apropiarte de ese maravilloso remedio para tu alma?
Cree en el Señor Jesucristo y serás salva, hoy es el día de salvación y debes aprovecharlo.
Que Dios te bendiga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario