martes, 26 de abril de 2016

¡volveré!

Una jovencita, cuyo cuerpo y mente estaban arruinados por el consumo de drogas, fue llevada por sus padres  a un centro de habilitación para hacer un tratamiento. Ya en ese ligar y apoyada en el alambrado que la separaba del mundo exterior, vio como sus padres,con lagrimas en los ojos se alejaban del lugar en su automóvil diciéndole: no temas, regresaremos a buscarte...
Esta joven corrió por ese alambrado tratando de alcanzar el auto que se alejaba con las personas amadas, pero quedo allí,sola, esperando el regreso.
La escena parece trágica pues esa jovencita necesitaba un remedio para su enfermedad, pero tenia la preciosa promesa de sus padres que no la abandonarían, volverían a buscarla para poder vivir juntos para siempre.
Este relato tan conmovedor me recordó otro similar que se encuentra en la Biblia.
Cuando Jesús estaba ascendiendo a los cielos, un ángel se acerco a sus discípulos que observaban la escena y les dijo :" Este mismo Jesús... que ha sido llevado al cielo, vendrá otra vez...". ¡Que preciosa promesa! No estarían solos para siempre, su Salvador vendría a buscarlos.
En una oportunidad el mismo Señor Jesús dijo a los suyos: Si me fuere y os preparare lugar,vendré otra vez y os tomare a Mi mismo, para que donde Yo estoy, vosotros también esteis.
Amiga querida, espiritualmente todos necesitamos la salvación y la limpieza de nuestros pecados, el Señor Jesucristo vino a este mundo y muriendo en la cruz pago el precio de nuestro rescate, pero no quedo allí la obra del Salvador, El prometió que vendrá a buscarnos para vivir eternamente en su misma gloria.
Tal vez te sientas sola , desamparada o angustiada, pero Jesús te da la esperanza cierta de su regreso. Recuerda sus palabras:¡volveré! ¿ Le estas esperando?.

Elena Pla