jueves, 7 de mayo de 2015

¿Dónde está tu tesoro?

"No acumulen para sí tesoros en la tierra, donde la polilla y el óxido destruyen, y donde los ladrones se meten a robar. Más bien, acumulen para sí tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el óxido carcomen, ni los ladrones se meten a robar. PORQUE DONDE ESTÉ TU TESORO, ALLÍ ESTARÁ TAMBIÉN TU CORAZÓN."
La Biblia (Mateo 6.19-21 NVI)
Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en "tesoros terrenales", son los bienes materiales. Cualquier cosa que pueda atesorar acá, es corruptible, me la pueden robar, se me puede perder. Pero también hay cosas no materiales que pueden ser para mi tesoros terrenales: Una carrera universitaria, un trabajo, familia, amigos... Cosas que son buenas, pero que aún el diablo puede destruir. Por el contrario, Jesús nos anima a hacer tesoros espirituales en el cielo, donde nuestras "posesiones" mas preciadas estarán aseguradas contra la polilla, el óxido y el ladrón, y guardadas por Dios. Dijo el Apóstol Pablo: "Porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquél día (cuando estemos en el cielo) lo que le he confiado." (2 Timoteo 1.12).
Otra cosa que llama la atención, es cómo a Jesús le agrada ser buscado y amado ¡por nosotros!. Nos pide que hagamos tesoros en el cielo, porque donde esté nuestro tesoro, allí estará también nuestro corazón. Quiere que nuestro corazón esté con Él! Y lo mejor de todo, es que nosotros también somos tesoros para Él. Dijo Dios en Malaquías 3.17: "Y serán para mí especial tesoro." Este es el único amor eterno, que siempre, siempre, va a ser correspondido. El único amor que nunca jamás puede fallar. Emoticono smile
¿Cuáles son las cosas que estoy atesorando? ¿Son mis tesoros terrenales, o eternos? Soy un tesoro especial para Dios, Él me ama. ¿Amo yo a Dios? ¿Es Él mi mayor tesoro?

V.P.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario