jueves, 12 de marzo de 2015

Edificando sobre la Roca o sobre la arena

Mirando por televisión las grandes inundaciones que hay en varios países, con la perdida de vidas y la ruina de casas y bienes, viene a mi memoria la parábola de los dos cimientos que el Señor Jesucristo enseño cuando estaba en este mundo. El había declarado: Todas las cosas que quieran que los hombres hagan con ustedes, así también hagan ustedes con ellos..  y termina diciendo: Cualquiera que oye estas palabras y las hace les comparare a un hombre prudente que edifico su casa sobre la roca. Descendió la lluvia, vinieron los ríos y soplaron los vientos que golpearon contra aquella casa, pero no cayo porque estaba fundada sobre piedra. Pero continuo diciendo: Cualquiera que oyendo estas palabras no lo hace, le comparare a un hombre insensato que edifico su casa sobre la arena y también descendió la lluvia, soplaron los vientos y vinieron los ríos, y dieron con ímpetu sobre esa casa que cayo y fue grande su ruina. El Señor Jesús es muy gráfico cuando compara nuestras vidas con una casa, pues así como esta, se va edificando día a día con nuestros hechos, pero lo que mas quiso resaltar en sus palabras fue el fundamento, y te pregunto: ¿Donde estas construyendo tu vida? Si la fundaste sobre la roca que es el mismo Señor Jesucristo y sus enseñanzas tendrás un fundamento solido y aunque vengan las tempestades y los problemas de la vida, que seguramente llegaran, podrás resistir porque estas  bien fundada, pero si por el contrario, tu vida se fundamenta sobre la arena movediza de este mundo, los problemas y conflictos harán desmoronar tu vida... y sera grande tu ruina. Cristo te da dos opciones, seguirle o rechazarle, el cielo o el infierno, el bien o el mal... ¿que elegirás? 

Carmen Mirad.